Premio Drac d’or del jurado y a la mejor dramaturgia

Edad:  + 12 y Público adulto

Aforo limitado
Idioma: castellano
Duración: 1 h
Ficha artística: Autora e intérprete:Andrea Díaz Reboredo; Mirada externa: Xavier Bobés Solà; Construcción objetual:Andrea & Pablo Reboredo(s); Música:Dani León

Compañía: Andrea Díaz Reboredo.
Artista plástica y directora escénica licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Madrid (España), Florencia (Italia) y Puebla (México).
Su formación en artes plásticas evolucionó hacia un lenguaje escénico, entrando definitivamente en el universo del teatro donde trabaja como directora de escena, escenógrafa e intérprete de espectáculos propios que investigan la imagen como contenedor de conocimiento y memoria social para crear nuevos diálogos entre obra, espacio y espectador.

Argumento: Una luz tintinea dentro de la casa. Ha iniciado el día. Sobre la mesa, la mano dibuja un sendero recto, luego curvo, escalonado y finalmente, trazos desordenados que cruzan la ciudad entera. Concluye en un punto, el trazo ha terminado su viaje. El ambiente es tan húmedo que los peces podrían entrar por las ventanas.
La Casa va, sola, con las velas llenas de viento.
Dos relatos se entrelazan en esta obra; la historia de una casa familiar, junto a una reflexión técnico-poética en torno a los espacios y a su significado.
Un discurso a través del espacio que parte de las siguientes premisas: “La arquitectura es el escenario de la vida. Cada cultura crea su propio espacio. Y los cambios provocados en este, configuran su propia cultura”.
Un viaje a través de materiales como la madera, el papel, fotografías, utensilios cotidianos, dibujos… que, unidos a un ejercicio corporal de movimientos precisos, construyen un espacio pensante en constante movimiento.