El Rototom Sunsplash, primer festival en Europa que verifica su huella de carbono

El festival internacional reggae Rototom Sunsplash, que se celebra hasta el 22 de agosto en Benicàssim, se ha convertido en el primer festival de Europa que certifica su huella de carbono e inicia el camino hacia la neutralidad de emisiones y el impacto climático positivo. La organización ha avanzado su hoja de ruta lograr estos objetivos y en la primera estimación de emisiones se ha realizado un análisis exhaustivo de las fuentes de emisión de todo el ciclo de vida del festival, que cifra en 8.700 las toneladas de CO2 emitidas. Este análisis se ha agrupado en cinco capítulos: las emisiones derivadas de la logística de la organización (montaje y desmontaje); del transporte, alojamiento y consumo del público; residuos y servicios, y el funcionamiento y uso de las instalaciones.

En el desglose de emisiones, el capítulo del transporte es el que mayor emisión genera, un 76% de la huella de carbono total, seguido de las acciones de montaje y desmontaje y de los consumos, residuos y servicios del festival.

En este último capítulo, se ha tenido en cuenta también el ahorro del consumo de agua sostenible, ya que Rototom repite su sello ‘plastic free’ al sustituir las botellas de plástico por agua filtrada. La eliminación en todo el recinto de las botellas de plástico ahorrará 60.000 unidades al día y 420.000 en toda la semana, lo que equivale a dejar de emitir 39 toneladas de CO2 y a ahorrar 800.000 litros de agua que se hubieran utilizado en la producción de esas botellas.

Gracias a esta colaboración, el festival se alinea con el Real Decreto del Ministerio para la Transición Ecológica y la directiva de la Comisión Europea de envases y residuos que, entre otras medidas, prevén la obligación de los promotores de eventos festivos, culturales y deportivos de implantar alternativas a la venta y la distribución de bebidas envasadas y de vasos de un solo uso, garantizando además el acceso a agua potable no envasada.

La alcaldesa, Susana Marqués, ha añadido que “es un orgullo que los festivales que se celebran en nuestro municipio tengan ese fuerte compromiso medioambiental y forma parte de las líneas estratégicas que llevamos a cabo desde el Ayuntamiento de Benicàssim para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda Local 2030”.