Benicàssim continúa intensificando las labores de limpieza en barrancos urbanos y perímetro de las urbanizaciones de montaña

 

 

Benicàssim continúa intensificando las labores de limpieza de la trama urbana de los barrancos y de manera concreta en el perímetro de las urbanizaciones de montaña, tanto para prevenir posibles incendios como para paliar la proliferación de mosquitos que debido al agua estancada, se producen en los recovecos de los propios barrancos.
La alcaldesa, Susana Marqués, ha indicado que “con la llegada del buen tiempo intensificamos las labores de limpieza y mantenimiento adecuado y correcto de la trama urbana de los barrancos, así como del cinturón perimetral del entorno de las urbanizaciones de montaña para garantizar, por un lado, la seguridad de los propios vecinos ante posibles incendios forestales y, por otro, para efectuar un tratamiento intensivo en aquellos puntos del barranco susceptibles de cúmulos de agua estancada por las lluvias de primavera y contribuyendo así a mitigar la proliferación de mosquitos en la zona”. La primera edil ha añadido que “ir de la mano con el resto de administraciones para coordinar las labores de limpieza en estos espacios es fundamental para poder tener un correcto mantenimiento, aumentar la seguridad y minimizar los riesgos”.
En cuanto a las actuaciones ejecutadas, la concejala de Medio Ambiente, Elena Llobell, ha informado que las brigadas de mitigación ya han finalizado la faja perimetral de seguridad en las urbanizaciones de montaña (Montornés, Las Palmas y Montemolino). “Esta faja de seguridad o cortafuegos ha perimetrado el entorno de las citadas urbanizaciones, ejecutando un desbroce selectivo de la vegetación, así como el refaldado de árboles (mayoritariamente pinos), y tala de algunos ejemplares que lo requerían por su proximidad excesiva hacia viviendas unifamiliares”, ha indicado Llobell.
También se ha actuado en el barranco de la Parreta a su paso por las urbanizaciones de La Parreta y Montornés y los trabajos también incluyen la limpieza de aquellos residuos urbanos que puedan aparecer.
Recordar que en la lucha contra la proliferación de mosquitos, el Ayuntamiento de Benicàssim también actúa en imbornales y zonas susceptibles de registrar agua estancadas, lugares susceptibles de convertirse en nichos de generación de larvas y mosquitos. Estas actuaciones forman parte de las labores de revisión y tratamientos larvicidas que realiza el consistorio de forma semanal para atajar cualquier foco de mosquito que pueda registrarse. Además de las tareas realizadas en espacios públicos semanalmente, la empresa encargada del control de plagas también lleva a cabo labores de detección de focos en espacios con bajo o nulo mantenimiento y que puedan ser lugares de cría larvaria, para así avisar a los propietarios que tomen las medidas necesarias para contribuir, desde su responsabilidad individual, en la lucha contra el mosquito.