La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, ha participado en la mesa redonda sobre “Experiencias locales relacionadas con la implementación de la Agenda 2030” organizada por la Red de Entidades Locales para la Agenda 2030 y dentro de la las Jornadas de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) ‘Participación ciudadana y Gobernanza local en la implementación y seguimiento de la Agenda 2030 que se ha celebrado en Onda.

En su intervención Marqués ha compartido la experiencia de Benicàssim y las acciones locales inmediatas que se están para la implementación y consecución de los ODS a nivel local “la campaña de concienciación 17 meses, 17 objetivos en la que cada mes a través de conferencias, charlas y talleres llevados a cabo por personas voluntarias y profesionales, focalizando cada mes del año con un objetivo distinto para aterrizarlo a lo local y para dar a conocer a la ciudadanía el significado de la Agenda 2030 y cómo pueden aportar su granito de arena para el desarrollo del cumplimemiento de estos objetivos. Intentamos hacerlo de carácter práctico porque al principio a todos nos sonaba de manera muy global, muy etérea y era complejo de entender y explicar. Fue una iniciativa muy bien recibida, haciendo con ello esa labor pedagógica a todos los vecinos y vecinas de Benicàssim”.

La Alcaldesa de Benicàssim ha reivindicado el papel destacado que desempeñan los municipios y la importancia de la participación e implicación de los actores locales para reorientar las políticas públicas hacia una nueva gobernanza que permita alcanzar los objetivos globales definidos en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por las Naciones Unidas.

En el foro en el que Marqués ha participado junto al alcalde de Riba-Roja de Túria, Roberto Raga, y el Jefe de Servicios de Medio Ambiente de la Diputación de Alicante , José Luis Nuin, en el que ha moderado por el alcalde de Rafelbunyol, Alberto López. La alcaldesa de Benicàssim, que ha centrado su presentación en la gestión de la ciudad de Benicàssim en cuanto a las iniciativas llevadas a cabo en torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible ha subrayado que, “también creamos un aula medioambiental en primera línea de playa, un espacio donde poder hacer actividades tanto infantiles como familiares de concienciación para trasladar la importancia de cuidar nuestros mares, de cuidar nuestro montes, de intentar aterrizar todos los recursos de los que disponen para reciclar y dar una segunda vida en los casos en que sea posible. Involucrar a la ciudadanía, especialmente a nivel de familia en estas actividades está siendo muy enriquecedor”.

Proyectos de igualdad, de tolerancia, de diversidad e incidimos mucho en la formación y en la educación de valores en la ciudadanía así como también inculcando en nuestros propios funcionarios el significado de pertenecer, de comprometerse con la implantación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y sobre todo en el cumplimento de una Agenda 2030 que al final redunda en beneficios para la sociedad dejando un mundo mejor para las futuras generaciones”, ha concluido la alcaldesa benicense.

La primera edil ha puesto en valor las acciones y el compromiso en la gestión de la ciudad con los los 17 ODS como son el proyecto de optimización de agua de lluvia mediante un proceso de recogida subterráneo que permiten la reutilización de esa agua; el PACES, Plan de Acción para el Clima y Energía Sostenible siendo de los pocos de la provincia de Castellón; así como la incentivación del uso de energías renovables a través de importantes beneficios fiscales para los vecinos; destaca también la reutilización insitu de los materiales de los propios áridos y materiales que se están utilizando en la construcción de nuevos viales y carreteras, entre otras muchas iniciativas como las de turismo sostenible con el fomento de la responsabilidad social de las empresas con una red de empresas responsables relacionadas con el sector turístico y la campaña de Comentalizate en la que Benicàssim se adelantó a la entrada en vigor de la Ley contra el desperdicio alimentario en el que se repartieron más de 1.000 envases de material reciclado para depósito de alimentos consiguiendo que más de una tonelada de comida no acabara en el cubo de la basura.