Inicio

POR TEMAS

Benicàssim contabilizó en julio y agosto una única denuncia en el sector de la hostelería por incumplimiento de las medidas Covid

11/09/2020

 

El sector de la hostelería y la restauración de Benicàssim está cumpliendo con las medidas de seguridad requeridas para evitar la propagación del Covid-19 y ello lo demuestra la única denuncia interpuesta en un local de hostelería durante los meses de julio y agosto por el incumplimiento de las normas establecidas por las autoridades sanitarias. Este dato se dio a conocer en la Junta Local de Seguridad celebrada el jueves en el Ayuntamiento de Benicàssim y a la que asistieron la alcaldesa, Susana Marqués; la subdelegada del Gobierno en Castellón, Soledad Ten; el concejal de Seguridad, Javier Alonso; la Jefa de la Unidad de Violencia de Género de la Subdelegación del Gobierno en Castellón, Rosa Marco Chordá, y representantes de la Policía Local y la Guardia Civil.
El encuentro tuvo como principal punto a tratar la renovación del acuerdo del convenio de colaboración entre la Policía Local y la Guardia Civil en materia de violencia de género. Los mandos de las fuerzas de seguridad informaron a las autoridades de los acuerdos y procedimientos realizados y destacaron la extraordinaria colaboración entre las fuerzas de seguridad que prestan su servicio en el municipio. A través de este convenio se renuevan e intensifican los mecanismos de cooperación y coordinación para seguir protegiendo a las víctimas y como ha explicado Susana Marqués, “es muy importante coordinar estas actuaciones porque en la prevención y seguridad de las víctimas está el camino a seguir para lograr erradicar la violencia machista”. En la actualidad, Benicàssim cuenta con un equipo especializado en la protección de la violencia de género compuesto por un oficial y un agente de la Policía Local y un sargento de la Guardia Civil.
Por otro lado, la Junta Local de Seguridad abordó las acciones conjuntas entre la Policía Local y Guardia Civil con motivo del control de la seguridad para evitar la propagación del Covid-19. La alcaldesa de Benicàssim recordó en este punto el gabinete específico “que se creó desde el minuto uno en el ayuntamiento para coordinar la aplicación de las normas establecidas ante el decreto del estado de alarma, y ahora estamos en la fase de garantizar el cumplimiento de las medidas actuales”.
Llegados a este punto, se analizaron los datos de las denuncias interpuestas por la Policía Local desde el inicio del estado de alarma y durante la temporada estival. En cifras globales, desde el pasado mes de marzo son 623 las denuncias interpuestas hasta el momento por la Policía Local de Benicàssim, siendo 127 las puestas en julio y 179 en agosto. En un resumen general en cuanto a la temporada estival, un porcentaje cercano al 90% de los infractores son residentes en Castellón y provincia y la mayor parte de las denuncias se han concentrado en el paseo marítimo y playas. Aquí se destacó el cumplimiento de las normas establecidas por parte del sector de la hostelería y la restauración ya que durante los meses de julio y agosto solo se contabilizó un sanción impuesta en un local de hostelería. “Es de valorar el enorme esfuerzo realizado por el sector por mantener la seguridad en sus negocios y sumar un parámetro de calidad en los locales”, ha añadido Susana Marqués.
Tras la valoración de estos datos, la Junta Local de Seguridad analizó la medida del cierre de la calle Santo Tomás y avenida Castellón durante las noches de los fines de semana. Una peatonalización que desde el equipo de gobierno, así como desde la subdelegación del Gobierno, se valoró como “muy positiva” porque, como explica la alcaldesa, “el cierre de estos dos viales ha permitido ampliar el espacio para los peatones, favoreciendo así el cumplimiento de las medidas de distancia y de seguridad para evitar la propagación del Covid-19. Y, además, los locales de la zona tienen la posibilidad de ampliar sus terrazas, lo que conlleva la reactivación del sector, la recuperación de la confianza del consumidor y el retorno de los clientes, y todo ello se traduce en el mantenimiento de los negocios y puestos de trabajo”.
El concejal de Seguridad, Javier Alonso, ha comentado por su parte que “ha sido un acierto la decisión consensuada con el sector y bien recibida por la ciudadanía, pudiendo con ello mantener la distancia de seguridad requerida”. Con todo, la peatonalización de la calle Santo Tomás y avenida Castellón va a continuar las noches de los viernes y sábados de la segunda quincena del mes de septiembre y hasta el puente de octubre.