Inicio

POR TEMAS

Benicàssim inicia una campaña para evitar el abandono de residuos en vía pública

30/06/2020

 

La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Benicàssim ha iniciado una campaña para evitar el abandono de voluminosos y residuos de jardinería en vía pública. La iniciativa pretende reforzar la información del servicio gratuito que presta el ayuntamiento durante todo el año y al que el usuario puede acceder mediante llamada gratuita al teléfono 964300996. No obstante, como indica la concejala de Medio Ambiente, Elena Llobell, “tras el periodo de confinamiento y la llegada de un buen número de residentes, se han incrementado este tipo de residuos depositados en vía pública sin previo aviso”. Por ello, el ayuntamiento ha iniciado una campaña con la finalidad de dar cumplimiento a la Ordenanza Municipal, basada en la Ley de Residuos y Suelos contaminados, con sanciones que van desde 300 euros hasta 9.000 euros para los incumplimientos.
La alcaldesa, Susana Marqués, ha querido hacer un llamamiento a la “responsabilidad individual” ya que debido al estado actual de crisis sanitaria por la propagación del Covid-19 debe primar la seguridad e higiene del entorno urbano. “Desde el ayuntamiento hemos reforzado el servicio de limpieza y desinfección en las calles y mobiliario urbano pero para garantizar al máximo las medidas de higiene y salubridad en las vías públicas, es necesario que la ciudadanía colabore con el servicio de limpieza”.
Recordar que el municipio de Benicàssim dispone de un servicio ordinario gratuito de recogida de voluminosos y residuos de jardinería. Para ello, hay que llamar al teléfono 964300996 para solicitar la recogida y depositar los residuos junto a la fachada de la propia vivienda. Para facilitar la retirada, y de acuerdo a la ordenanza municipal, los voluminosos y residuos de poda no deben exceder de 1,5 m³ en casa, villa o bungalow, y para el caso de comunidad de propietarios es de 5 m³. Asimismo, los residuos de poda y jardinería deberán ir embalados en bolsas o fardos, siendo de un tamaño que resulte manejable para su carga. Recordar que quedan excluidos de este servicio los trabajos de jardinería realizados por profesionales, quienes deben gestionar correctamente su eliminación y no depositar en la vía pública.
Además del servicio de recogida gratuito y la posibilidad de acudir personalmente al Ecoparque para depositar los residuos urbanos reciclables, el consistorio sumará en las próximas semanas diez controladores ambientales que se encargarán de reforzar la información, la vigilancia y el control para que el depósito de residuos se realice de forma correcta.