Inicio

POR TEMAS

Benicàssim renegocia el convenio de la desaladora con Acuamed y ahorra al municipio 1 millón de euros al año

29/03/2019

 

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, ha informado de la renegociación del convenio que el consistorio tenía suscrito con Acuamed desde el año 2008 por el anterior alcalde, Francesc Colomer. En el nuevo acuerdo revisado, el ayuntamiento ahorrará 1.075.000 euros al año.
Marqués ha señalado que “el convenio de 2008 condenaba al ayuntamiento a hacer frente a unas exigencias económicas que lastraban la economía municipal y perjudicaban gravemente a los vecinos. Tras las negociaciones, hemos conseguido un acuerdo, en el que el ayuntamiento y la ciudad de Benicàssim sale beneficiada al evitarse pagos que considero que eran injustos con la ciudadanía y con el municipio”.
La alcaldesa ha detallado que, mientras en Cataluña y en otras comunidades autónomas como Andalucía, las desaladoras que se construyeron en la misma época, fueron costadas íntegramente por el Gobierno, a Castellón se nos castigó obligando a asumir por parte de los ayuntamientos, el coste de la amortización de la obra.
Los acuerdos contenidos en el nuevo convenio, suponen entre otros evitar un coste injusto a los vecinos pero, al mismo tiempo, “seguiremos reivindicando al Estado el pago de la desaladora, como en otras provincias”, añade Marqués.
Como también ha explicado la alcaldesa, en el acuerdo que se ha negociado con Acuamed, se ha conseguido también una reducción de los costes que se le atribuían al ayuntamiento en concepto de gastos fijos del funcionamiento de la planta, como personal, energía, vehículos, mantenimiento, entre otros, y que con el convenio anterior, también castigaban al ayuntamiento con 350.000€ euros al año. Con la renegociación, el coste que tendrá que asumir el ayuntamiento ahora será de 75.000€.
Susana Marqués se ha mostrado satisfecha con el acuerdo, “creo que las decenas de reuniones para renegociar aquel convenio dañino y lesivo con la ciudad se Benicàssim, han sido positivos”.
El nuevo texto del convenio debe aprobarse por pleno municipal antes de la puesta en marcha de la desaladora de Oropesa que se prevé para el 30 de marzo.