Inicio

POR TEMAS

Benicàssim recuerda que la obra del Camí la Ratlla ha de incorporar las exigencias de declaración del humedal del Cuadro Santiago

02/11/2018

 

El concejal de urbanismo de Benicàssim, Carlos Díaz, se ha mostrado sorprendido ante el anuncio de Castellón de ejecutar la obra del Camino la Ratlla sin esperar ni a la delimitación oficial del humedal del Cuadro de Santiago, ni al informe de soluciones técnicas que debe ir aparejada la preservación del humedal y que debe resolver los problemas de inundabilidad de la zona urbana limítrofe. Carlos Díaz recuerda que “se han mantenido reuniones y siempre se ha hablado en estos términos. Entendemos que ahora, Castellón quiera anunciar la obra porque se acercan las elecciones, pero sin tener la seguridad técnica de que los trabajos no incluyan medidas antiinundación necesarias o que las que se hagan no afecten a la zona inundable, tanto de Benicàssim como de Castellón, me parece, como mínimo arriesgado".
Díaz ha recordado que la Confederación Hidrógráfica del Júcar ha llevado a cabo un estudio hidráulico de la zona, que ha arrojado nuevas posibilidades para el tratamiento de evacuación de las aguas que, habitualmente como consecuencia de las lluvias torrenciales puntuales, inundan toda el área colindante a este camino. “Ahora es conselleria quien debe mover ficha y decidir cómo aplicar dichas soluciones y aparejarlas a un correcto desarrollo urbano. Esta es la única forma de acometer la necesaria remodelación del camino la Ratlla para que de verdad sea eficaz y ofrezca tranquilidad a los residentes porque resuelva también la inundabillidad del entorno"
El concejal de urbanismo ha añadido que Benicàssim, "no se ha negado a participar en el proyecto, todo lo contrario, lo que no quiere Benicàssim es un arreglo que no resuelva el problema de los vecinos, y que se haga deprisa y corriendo para llegar a las elecciones".
Además, Díaz ha recordado que, desde hace más de tres años, se le ha pedido a la Generalitat que se implique en este proyecto y aporte la financiación necesaria para llevar adelante la obra de remodelación y ampliación de esta pequeña carretera que, por su volumen de tráfico y uso, debería contar con el apoyo del Consell, ya que la carretera no cuenta con una clasificación oficial, pero por volumen de movilidad, debe ser la Generalitat quien aporte financiación.