Inicio

POR TEMAS

El Ayuntamiento reclamará a la Generalitat que no elimine la línea de bus a las urbanizaciones de montaña

01/06/2018

 

El nuevo mapa de transporte interurbano que ha presentado la conselleria de obras públicas para licitar las concesiones del transporte que une Benicàssim con Castellón, incluye serias modificaciones de las líneas que van a suponer un importante perjuicio para los vecinos de Benicàssim. Así lo ha informado el concejal de movilidad, Arturo Martí, quien ha adelantado que, “el ayuntamiento va a presentar alegaciones a los planes de conselleria para tratar de garantizar los servicios del transporte de pasajeros, garantizar la seguridad e integridad de los usuarios y, para que, en ningún caso, el municipio vea mermados sus servicios de transporte”.
Uno de los perjuicios más problemáticos en este momento es la propeusta de que desaparezca la línea de bus urbano que permite a los vecinos de las urbanizaciones de montaña (Montornés, Las Palmas y La Parreta), poder desplazarse al centro del municipio o a Castellón. Como ha explicado el concejal, “los planes de la conselleria son, que la línea de autobús como la conocemos ahora deje de prestarse y, sólo se posibilite la subida de pasajeros como complemento a las líneas de servicio de transporte escolar. Una posibilidad que es tremendamente cuestionable, porque no son compatibles los dos usos, por muchos motivos, entre ellos, la propia privacidad de los menores que se encuentran en dicho transporte”.

SEGURIDAD VIAL Y EFICIENCIA

El segundo de los grandes perjuicios al transporte urbano de Benicàssim es la variación de los recorridos de los autobuses a Castellón. “La propuesta de conselleria pretende incluir que el autobús vaya por la CV-149, como había solicitado el ayuntamiento para agilizar los tiempos de llegada. Pero en este caso, la conselleria, en lugar de hacer una salida directa desde el municipio, alarga el recorrido por la playa y lo hace ascender hasta la autovía por el estrecho camino la Ralla”, ha detallado Arturo Martí, “no solo este recorrido va en perjuicio de la rapidez del trayecto, sino que consideramos que el camino de la Ralla no cuenta con las mejores condiciones para aportarle convoyes constantes de autobuses que pueden suponer incrementar la inseguridad vial en el recorrido”.
El concejal de movilidad ha anunciado que el ayuntamiento reclamará que la línea express por la CV-149, vaya directa desde el centro del municipio, sin dilaciones.


PASAJEROS SIN CONEXIÓN

 

Finalmente, Arturo Martí ha querido poner de manifiesta también la otra modificación del servicio que va a empeorar el transporte de Benicàssim a Castellón. “Según ha planificado la conselleria, los autobuses que acceden a Castellón por la playa, solo llegarán hasta el grao de Castellón. Allí los pasajeros deberán bajar del vehículo y enlazar con otros servicios urbanos de Castellón. Esto nos parece tremendamente dañino para la comodidad de los pasajeros y una pérdida de calidad, porque cuando se llegue al Grao habrá que esperar al siguiente transporte o desplazarse a pie a enlazar con cualquier otro servicio”, ha añadido Martí.

El concejal afirma que el ayuntamiento va a presentar las quejas y alegaciones necesarias para que, en ningún caso, los que acaben siendo perjudicados sean los benicenses.