Inicio

POR TEMAS

Benicàssim celebra en Bad Salzdetfurth el 30º aniversario de la firma del hermanamiento

16/04/2018

 

Hace dos años, Benicàssim y de Bad Salzdetfurth, celebraron el trigésimo aniversario del hermanamiento entre ambas ciudades aquí en tierras valencianas. Ahora, en el tradicional viaje de encuentro entre ambas ciudades, se ha celebrado también la vuelta de este particular aniversario que une a ambas localidades.

Una expedición municipal encabezada por la alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués y varios concejales y miembros del consistorio; acompañados de 25 estudiantes del IES Violant de Casalduch, se encuentran en tierras alemanas celebrando el aniversario.

Durante su estancia en Bad Salzdetfurth, se han celebrado encuentros de hermandad entre las delegaciones encargadas del hermanamiento y también visitas típicas a los lugares más emblemáticos de la localidad alemana.

Esta tarde se ha celebrado el acto de conmemoración del aniversario en la sede de la asociación AWO, donde los dos alcaldes de ambas localidades, renovaron el compromiso de mantener vivo el espíritu del hermanamiento.

Durante las intervenciones, la alcaldesa, Susana Marqués, ha hecho hincapié en “el valor de sentirse como hermanos, aun con diferentes nacionalidades, culturas o lengua. La voluntad de mostrarnos más hermanos supera cualquier barrera de idioma y nos permite la convivencia en paz. Así nos sentimos en casa cuando acudimos a Bad”.

“Si en algún momento la Unión Europea pensó en que hermanar los pueblos ayudaría a la convivencia entre las personas, desde luego podría haber sido en base a la experiencia que Benicàssim tuvo con Bad Salzdefurth. El hermanamiento de nuestras ciudades parte de una historia de humanidad, de buen vecino y de fraternidad. Por eso, mantener vivo ese espíritu treinta años después, es para mí como alcaldesa, un verdadero privilegio”, ha dicho Susana Marqués.

Susana Marqués ha señalado que “entendernos, compartir experiencias y saber que podemos apoyarnos en otras ciudades nos hace más grandes y más fuertes. El hermanamiento es símbolo de paz y de humanidad y así queremos que lo siga siendo para siempre entre Benicàssim y Bad Salzdefurth”.