Inicio

POR TEMAS

El ayuntamiento detiene las obras de la calle Bisbe Serra para minimizar las molestias en Semana Santa

26/03/2018

 

El concejal de urbanismo de Benicàssim, Carlos Díaz, ha anunciado la paralización de las obras de la calle Bisbe Serra durante los próximos quince días para evitar molestias a los turistas y residentes de la zona que aprovechen las vacaciones de Semana Santa para pasar unos días en sus apartamentos. Con esta acción, se cumple el compromiso que alcanzó la alcaldesa del municipio, Susana Marqués, con los vecinos y empresarios de la zona en la reunión previa al inicio de los trabajos.


Como ha explicado Díaz “esta paralización no estaba prevista en el cronograma previo de la obra, pero hemos mediado con la empresa para que sea posible salvaguardar el descanso de los vecinos en estas semanas en las que los residentes y visitantes vuelven a nuestra zona de playa”.


Marqués ha añadido también que “creemos que es necesario compaginar el desarrollo de nuestra ciudad, pero también debemos dar valor a las condiciones de tranquilidad que nos exige ser un detino turístico. Creemos que con un poco de coordinación y sensibilidad, podemos hacer compatible ambas cosas. Evidenetemente, siempre habrá molestias cuando se hacen obras, pero trataremos siempre, en colaboración con los vecinos, que estas molestias sean las menos posibles. Para eso, si en unas fechas tan señaladas como estas, tenemos que detener la obra, pues se hace. Máxime incluso, cuando la calle Bisbe Serra forma parte del itinerario de la Media maratón que se disputará el domingo 1 de abril.


Carlos Díaz, por su parte ha informado también que se ha dado instrucciones a los servicios municipales de que no solo se paralice la obra, sino que se deje el entorno para facilitar la movilidad de los ciudadanos y que la calle cuente con una limpieza especial que permita tener un entorno agradable, dentro de lo que es un espacio de obra.

 

DESCRIPCIÓN DE LA OBRA

La calle Bisbe Serra parte desde la avenida Barcelona en la confluencia con la Gran Avenida y discurre hasta la línea marítima. En el proyecto de obra se han delimitado tres tramos con soluciones y problemáticas distintas. En todas ellas, la calle se mejora sustancialmente y, en global se renovarán los servicios, la movilidad y la accesibilidad de la calle.


La principal mejora, aparte de la renovación de todo el aspecto exterior de la calle, va a ser la modernización de todos los servicios. Se ha negociado con las compañías de teléfonos y eléctrica, una solución para eliminar los tendidos aéreos. Además, se ha planificado la remodelación total de la red de alcantarillado, con un ramal completamente nuevo y moderno.


El presupuesto total de la remodelación asciende a 401.180 euros y, desde el momento del inicio de la obra, su período de ejecución es de 4 meses.