Inicio

POR TEMAS

La bajada del IBI en Benicàssim en 2018 supondrá un ahorro para los ciudadanos de 632.000 euros

23/11/2017

 

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués ha querido anunciar la bajada de la presión fiscal a las familias de la localidad un año más, gracias a la acción reivindicativa del equipo de gobierno. "Una vez más, somos consecuentes con los vecinos del Benicàssim. Cuando entramos a gobernar, nos comprometimos a reducir su presión fiscal y eso es lo que hemos hecho y seguimos haciendo. Este año, los vecinos de Benicàssim verán reducido en el recibo del IBI gracias a la petición que cursamos al ministerio de hacienda para que desde el catastro se redujese el valor de los inmuebles en el municipio y que eso suponga una bajada del impuesto", ha dicho Marqués.

En total, las familias ahorrarán en 2018, 632.000 euros que no tendrán que pagar al ayuntamiento "seguimos pensando que el dinero donde mejor está es en el bolsillo de los ciudadanos que son los que dinamizan el consumo y generan riqueza en el municipio. El ayuntamiento debe ser una herramienta para la sociedad y por eso, seguiremos garantizando la continuidad de todos los servicios y programas que hacen que Benicàssim sea, seguramente, el mejor sitio para vivir", ha señalado la alcaldesa.

Marqués ha recordado que "este equipo de gobierno demuestra con hechos que el trabajo para los ciudadanos se demuestra haciendo y no vendiendo humo, haciendo demagogia o asustando a los ciudadano con falsas amenazas. Así queda patente si echas la vista atrás. Entre 2007 y 2011, el tripartito fue subiendo el IBI del 0,58 al 0,63, mientras que el coeficiente más alto aplicado por el actual equipo de gobierno ha sido del 0,56. Y además, cada año pedimos al catastro la reducción del valor de los inmuebles para que el recibo siga bajando a los vecinos. Estamos muy lejos de castigar a los ciudadanos con las sangrías que les aplicaba el tripartito y eso los vecinos lo saben porque, a pesar de que la oposición pretenda menospreciarles contándoles milongas, la gente recuerda perfectamente su mala gestión y el ahogo de las cuentas de los vecinos y municipales”.

La primer edil ha recordado que “Benicàssim lleva desde 2013 reduciendo el IBI en la localidad y eso ha supuesto que en estos tres años, los vecinos han ahorrado 2,3 millones de euros que sumados al ahorro del próximo 2018, serán casi 3 millones de euros que han tenido más las familias de Benicàssim. Aún así, el ayuntamiento ha seguido soportando el peso de los compromisos ciudadanos y cumpliendo nuestro programa electoral para garantizar a los ciudadanos de nuestro municipio un futuro próspero”.