Inicio

POR TEMAS

El ayuntamiento aprueba el proyecto de obra de Villa Elisa para convertirlo en un centro de uso social, congresual y formativo

28/09/2017

 

“Villa Elisa es un edificio del que por fin, los vecinos de Benicàssim van a poderse sentir orgullosos. Hoy hemos dado un nuevo paso para hacer realidad el centro de congresos y sociocultural que todos queremos", así se ha manifestado la alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, tras la aprobación en junta de gobierno local del proyecto de obra de la villa.
Este proyecto redactado por los arquitectos José Ramón Torno, Carlos Ortega y Aleksandra Mrdja, con la participación como asesor emérito de Manuel Portaceli, va a respetar la singularidad de este edificio emblemático construido en 1943. Pero al mismo tiempo va a dotarlo de los espacios y áreas de gestión y trabajo necesarios para convertirlo en un lugar de referencia para usos múltiples.
Como ha destacado Marqués, "Villa Elisa ha de servir para impulsar la economía y generar actividad y productividad para el municipio. Ha de servir para atraer turistas y visitantes y por tanto, fomentar el comercio, la hostelería, la restauración y crear nuevos puestos de trabajo y riqueza. Pero sobre todo ha de ser un edificio para las personas, para que los benicenses se identifiquen con la riqueza cultural y patrimonial que nos envuelve y de la que hemos de ser punta de lanza para crear una sociedad más formada”.
El proyecto de obra contempla la remodelación interior del edificio dotándolo de sala de exposiciones, sala de actos, salón de recepciones, aulas multiusos y aulas tecnológicas entre otras dependencias que servirán para el correcto funcionamiento de todo el complejo sociocultural.
Además, por otro lado, el edificio auxiliar, es decir, las antiguas cocheras, se convertirán en una moderna cafetería que den servicio de restauración al edificio y, probablemente al público de manera abierta.
El presupuesto de la obra asciende a 2.520.609,30 euros para su licitación. Y, por otra parte, el plazo de ejecución será de 10 meses, a partir del inicio de la obra.
Susana Marqués ha apuntado que "Benicàssim necesita recuperar Villa Elisa y por eso se van a agilizar al máximo los plazos de ejecución, para que nuestro municipio no pierda ni un día más de lo necesario para contar con estas instalacioens abiertas la público. El tiempo ya se ha perdido durante demasiados años. Ahora es el momento de trabajar para que Villa Elisa sea una realidad y, por su ubicación privilegiada, su capacidad y la calidad que pensamos darle a los servicios, va a poder competir en el ámbito nacional con otras sedes singulares para este tipo de actividad, como lo puede ser el Palacio de la Magdalena en Santander, el palacio de Meres en Oviedo, o la Casa Encendida de Madrid”.