Inicio

POR TEMAS

Alfonso XIII y Victoria Eugenia se prendan de las villas de Benicàssim

10/09/2017

Tocaban en punto las seis de la tarde cuando el carruaje que portaba a sus majestades los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia recorrían las calles de Benicàssim para llegar a su destino en Villa Elisa. La primera visita de los monarcas estuvo, como no podía ser de otra manera, colmatada por un público fiel que no quería perderse el momento en que los reyes conocieran por primera vez las villas de Benicàssim y su maravillosa playa.

Aunque el sol no quiso acompañarles para la visita, precisamente su ausencia benefició a los espectadores que no sufrieron de esta manera los rigores del calor que todavía se hace sentir.

Benicàssim Belle Époque vivió así con esta recreación de una visita Real, uno de los momentos más esperados de esta edición del evento costumbrista. La visita estuvo adornada con la presencia, también a caballo, de la guardia Real y los actos preparados para agasajar a los monarcas.

La Banda de música de la Unión Musical Santa Cecilia puso el colorido musical al evento que culminó con los bailes tradicionales en la actuación del grupo El Cremaller, que mostró a los reyes el folklore de la época. Finalmente los reyes, tras contemplar el maravilloso paisaje y saludar a los ciudadanos que se agolpaban en el paseo, emprendieron el viaje de regreso, no sin antes detenerse en Villa del Mar, para disfrutar de una cena de época.

PELUQUERÍA DE ÉPOCA

Benicàssim Belle Époque congregó ayer a miles de personas en el Paseo Pilar Coloma, donde todos pudieron disfrutar de la recreación histórica de la época de construcción de las villas.

Uno de los alicientes con mayor éxito fue la peluquería de época que, de forma gratuita, peinaba a los visitantes con recogidos y secados propios de principios del siglo XX, con una sugerente identificación, ya que cada peinado recibía el nombre de una de las villas de Benicàssim. Villa Victoria, Villa Amparo, Villa Milagros, etc.

Además, también hubo un momento de fiesta para los más pequeños con talleres infantiles por la mañana y la actuación en dos sesiones de “Los Trotaclowns” que, con su ciclovehículo, peripecias y anécdotas consiguieron arrancar sonrisas de grandes y pequeños, eso sí, en formato mudo.

Ya por la noche, una nueva edición del baile del farolillo y la verbena propular, junto a la magnífica actuación de “La dernière danse de Brigitte”, se cerró una jornada llena de actividades. La compañía Zero en conducta elevó un gigantestco títere para interpretar con mimo corporal, danza y teatro visual la historia de una bailarina de la época que rememora su carrera desde el fin de sus días.

PINTURA RÁPIDA

 

Además, a lo largo del día de hoy también se ha disputado el premio de pintura rápida en el que 17 artistas han servido de gran atracción a los visitantes con su maestría a los pinceles y carboncillos.

Además, casi medio centenar de fotógrafos han participado en el Fotomaraton que sigue celebrándose durante todo el evento. Así como el concurso de vestimenta e indumentaria que también tiene lugar los tres días de la celebración.