Inicio

POR TEMAS

Benicàssim solicitará a la conselleria y al ministerio informes sobre la afección de la costa por las mareas

13/08/2017

 

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués remitirá a la Generalitat y al Ministerio de Fomento, informes con el estado de situación de las playas de la localidad este verano, tras los continuos daños que se producen casi a diario y que perjudican el buen estado del litoral para los bañistas. A pesar de que a diario, las brigadas municipales han redoblado su trabajo para acondicionar las playas y dejarlas limpias y allanadas para facilitar el acceso al mar a los bañistas, en esta temporada, de manera distinta a otros años, las mareas y movimientos marinos están dañando la línea de costa de manera muy agresiva.

“Cada vez que sube la marea este verano, se anega la playa de la Almadraba y el agua llega hasta las sombrillas reduciendo el espacio de playa considerablemente. Además, mueve la arena de un lado a otro, descarnando parte de la playa y depositándose en otras zonas, con lo cual, las máquinas, cada mañana deben realizar grandes trabajos de acondicionamiento para devolver la playa a su perfecto estado antes de la llegada de los bañistas. Esto nunca había pasado así hasta ahora, por eso queremos que desde las delegaciones de costas de la Generalitat y el ministerio, inicien los pertinentes estudios para averiguar a qué se debe este cambio en la conservación de la playa. Queremos saber si es una cuestión ambiental, de necesidad de mejorar los espigones e infraestructuras o por qué motivo está sucediendo esto”, ha señalado la alcaldesa.

La playa de la Almadraba no es la única que se está viendo perjudicada por estas situaciones, sino que también las playas de Heliopolis y Terrers están viéndose perjudicadas por los movimientos marinos.

En el caso de Terrers, la única playa de canto rodado del municipio, con el arrastre del mar, se genera a diario elevaciones de más un metro de corte que hacen que el mar se quede con un difícil acceso para los bañistas. De hecho, como ha explicado la alcaldesa, los operarios de las brigadas municipales, destinan muchas horas a aplanar la piedra y suavizar las pendientes para que los veraneantes puedan entrar con mayor comodidad al mar.

Y caso muy similar sucede en la playa sur. La zona de Heliópolis se vio este invierno seriamente afectada por los temporales. Tanto fue así que se tuvieron que distribuir toneladas de arena para recomponer la playa. Sin embargo, este verano, los movimientos del mar, están descarnando la playa y arrastrando al interior del mar gran parte de esa arena nueva, produciendo un “escalón” en la orilla que resulta muy incómodo para los bañistas y además, reduce el espacio de playa.

Susana Marqués ha insistido en que “todos los días trabajamos con todos los recursos municipales para tener la costa en la mejor de las condiciones para los bañistas, pero esta situación no es sostenible, porque los daños son cada vez mayores. Creo que las administraciones competentes en la línea de costa, como son la Generalitat y el Ministerio deben implicarse, estudiar las causas de por qué está sucediendo eso y aportar propuestas y recursos para que se resuelva de manera definitiva”.

Desde los servicios técnicos municipales se va a preparar la documentación con imágenes tomadas a primera hora de la mañana y se remitirá a la conselleria y el ministerio, instándoles a estudiar la zona y dar un diagnóstico y soluciones a estos casos, para que el trabajo diario no sea ineficaz y los vecinos y veraneantes puedan tener, como siempre, las mejores playas en Benicàssim.