Inicio

POR TEMAS

Benicàssim extiende la práctica de endoterapia para combatir el tomicus y la procesionaria

30/07/2017

 

El ayuntamiento de Benicàssim sigue avanzando en la aplicación de terapias sostenibles de los parques y jardines del municipio. Este año se están tratando más de 200 árboles singulares con endoterapia vegetal, combatiendo así plagas como el tomicus o la procesionaria de los pinos y consiguiendo resultados más eficaces y con menor impacto en el medio ambiente.

Como ha explicado el concejal de medio ambiente, Clemente Martín, “desde el mes de marzo se ha planificado la gestión del tratamiento arbóreo por especies y plagas a tratar. Se han seleccionado las calles con mayor afección de plagas, según resultados del último año y se realizará un seguimiento específico para ver la efectividad de la endoterapia aplicada”.

Este año se ha ampliado el número de especies sobre las que se ha hecho el tratamiento. Ahora, son el Cercis siliquastrum, Acer campestre, Acer pseudoplatanus, Acer platanoides, Tipuana tipu y Ficus microcarpa, incluyendo también los Ulmus minor (sus nombres comunes son: ciclamor, arce menos, ficus, palos rosa y los olmos). Estas especies son las que se han incorporado a la planificación de tratamientos que se sigue efectuando con regularidad sobre los pinos (Pinus halepensis y Pinus canariensis)

Como ha resaltado Clemente Martín, “este método de combatir las plagas evita que se desperdicien productos fitosanitarios o que vayan donde no correspondan. Por lo tanto, este sistema garantiza mayor seguridad en la aplicación y sobre todo evita la volatilización del producto, con lo cual se consigue una mejora efectiva en el medio ambiente”.

Este año, gracias a la mayor eficiencia de estos tratamientos, no solo se aplicará la endoterapia para combatir las plagas de tomicus y procesionaria, sino que, además, con la ampliación de especies, también se amplia el espectro de plagas y se aplicarán productos que combaten otros insectos como la grafiosis, galeruca y la cochinilla.