Inicio

POR TEMAS

Benicàssim reclamará a la Generalitat 1.529.952,43 euros por la deuda de Villa Elisa

21/07/2017

 

La alcaldesa de Benicàssim ha anunciado el inicio oficial de los trámites de resolución del convenio del Villa Elisa, tras un mes de recabación de todos los informes técnicos, jurídicos y fiscales que desglosan el calvario que ha sufrido el municipio de Benicàssim a causa de los incumplimientos de la Generalitat.
"Son diez años en los que el ayuntamiento ha tenido que soportar pagar no solo la deuda de la certificación anticipada de la obra que se ejecutó, sino también todos los gastos derivados de la paralización y el deterioro de la misma. Intereses, demoras, resoluciones con el contratista. Ha sido un suma y sigue de anticipar el dinero, sin que la Generalitat asumiese su responsabilidad. Y todo eso sin contar que el palacete está en un estado lamentable y que lo hemos tenido que ir adecentando para que no fuese a peor", ha dicho Marqués que ha continuado diciendo que "ahora, por fin, el proyecto tiene una clara expectativa de ejecutarse y no será gracias al gobierno valenciano sino gracias a la Diputación de Castellón y el propio ayuntamiento que asumirán con recursos propios lo que desde Valencia no han sido capaces de hacer".
La alcaldesa ha repasado la cronología del “calvario de Villa Elisa” y ha explicado que el proyecto de la restauración inicial de Villa Elisa se aprobó por el pleno municipal, el 15 de diciembre de 2006. tenía un presupuesto de 2,1 millones de euros. Las obras dieron comienzo en mayo de 2007, pero que quedaron finalmente paralizadas el 13 de diciembre de 2008. En aquel momento de la paralización el ayuntamiento había abonado por adelantado el pago de 1.425.702 millones de euros en certificaciones de obra, más 48.595 euros de dirección facultativa. Apenas quedaban 658.000 euros para concluirla, pero una decisión unilateral del anterior alcalde abandonó Villa Alisa y así ha permanecido diez años, sin cobrarse y sin ejecutarse.
Ahora a esas cantidades hay que sumar a la deuda que ha generado la Generalitat con su abandono, otros 18.373 euros en concepto de resolución del contrato de obras con la empresa que las llevaba a cabo y más de 100.000 euros de intereses de demora que ha tenido que soportar el ayuntamiento.
En total, la Generalitat deberá abonar al consistorio 1.529.952,43 euros y el ayuntamiento ha iniciado ya los trámites para continuar por la vía judicial para reclamar el pago.
El lunes pues, los informes con la comunicación oficial de la resolución del contrato se abordarán en la comisión informativa; después pasará a Junta de Gobierno y finalmente se comunicará a la Generalitat que, deberá contestar en un mes, con sus intenciones sobre como afrontará su actuación ante esta cuestión.
Marqués ha señalado que "mientras esta parte del proyecto, más administrativa y jurídica sigue su curso, lo que no se ha detenido es la maquinaria para reactivar el proyecto y poner en marcha la restauración que es lo que a los ciudadanos más interesa. Que Villa Elisa vuelva a ser referencia patrimonial y cultural de la ciudad".