Inicio

POR TEMAS

El Ayuntamiento y la Diputación acometerán la restauración de Villa Elisa

14/06/2017

 

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués y el presidente de la Diputación, Javier Moliner, han anunciado hoy en los jardines de Villa Elisa el acuerdo mediante el cual, los gobiernos local y provincial van a asumir el rescate y restauración de la villa. “Hemos esperado diez años a que la obra esté finalizada y estos dos últimos años han colmado la paciencia de nuestro municipio con el continuo abandono, ninguneo y menosprecio por parte de la Generalitat. Así que ahora hemos dicho ¡Basta ya! Y vamos a acometer el rescate de la villa entre el ayuntamiento y la Diputación. Por ello quiero agradecer al presidente, Javier Moliner, su implicación, cu colaboración y su sensibilidad con Benicàssim”.

Marqués ha recordado la cronología del “calvario de Villa Elisa” y ha explicado que el proyecto de la restauración inicial de Villa Elisa se aprobó por el pleno municipal, el 15 de diciembre de 2006. tenía un presupuesto de 2,1 millones de euros. Las obras dieron comienzo en mayo de 2007, pero que quedaron finalmente paralizadas el 13 de diciembre de 2008. En aquel momento de la paralización el ayuntamiento había abonado por adelantado el pago de 1,4 millones de euros de la deuda. Apenas quedaban 658.000 euros para concluirla. Así ha permanecido diez años. “Si entonces se hubiera acabado la obra, ahora tendríamos un solo problema, conseguir que la Generalitat afrontase el pago de la deuda. Sin embargo, la decisión unilateral del anterior alcalde, de parar la obra, dejó a nuestra ciudad dos problemas: una deuda y un edificio a medio hacer que se ha deteriorado tanto, que ahora, rehabilitarlo va a costar más que lo que estaba previsto en su origen”.

Ahora, el palacete modernista que se construyó a principios de los años 40 por el arquitecto Vicente Traver Tomás, se verá restaurado gracias a la colaboración económica del ayuntamiento y la Diputación provincial. El presidente de la Diputación ha señalado que, en breve se firmará un convenio mediante el cual se formalizará el acuerdo de la ejecución y que Villa Elisa servirá de motor turístico y cultural para la ciudad y para la provincia.

El importante valor que adquiere esta obra como recuperación del patrimonio significará un revulsivo para toda la ciudad, puesto que su uso estará vinculado la gestión de congresos, dinamización cultural y potenciación del turismo.

“Benicàssim no podría contar con mejor noticia para comenzar el verano que esta recuperación de nuestro patrimonio, de nuestra historia y del tesoro que supone la restauración de Villa Elisa”, ha destacado la alcaldesa.

Susana Marqués ha informado también que “a finales del mes de julio, el ayuntamiento contará ya con el proyecto definitivo de la obra de restauración. A partir de ese momento se podrá comenzar a licitar el procedimiento y se prevé que las obras pudiesen comenzar a finales de 2017 o principios de 2018, lo cual, teniendo en cuenta que el plazo de ejecución puede ser de un año, significaría que a finales de 2018 o principios del 2019, la villa puede estar ya a disposición de los ciudadanos y convertirse en el emblema y tesoro de la ciudad”.