Inicio

POR TEMAS

Benicàssim estrenará Villa Ana a principios de agosto

30/05/2017

 

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, ha visitado esta mañana las obras de adecuación de la Villa Santa Ana, ubicada frente a la playa la Almadraba y que se convertirá en el centro cultural y social de referencia en la zona litoral del municipio. Las obras que comenzaron en noviembre del pasado año, están a punto de finalizar y han contemplado la total reforma interior del edificio. La inversión municipal para la ejecución de esta obra ha ascendido a 275,631 euros.

Marqués ha anunciado que, “en breve vamos a abrir las puertas al público y lo haremos con la vocación de que sea un edificio útil y accesible para todos los ciudadanos. Con toda seguridad a principios de agosto, podremos abrir las puertas de nuevo de Villa Santa Ana”.

“Uno de nuestros compromisos con los ciudadanos fue dotar a la zona de playa de las infraestructuras y servicios de calidad cultural necesarios. Con la reforma de Villa Santa Ana hemos cumplido con los ciudadanos”, ha señalado la alcaldesa de Benicàssim que ha añadido que “por fin vamos a tener un espacio dotacional social para incentivar la participación ciudadana también en un inmueble que es un privilegio por su ubicación y facilidad de acceso”.

El edificio de Villa Ana tiene una superficie de parcela de 839 metros cuadrados con una edificación de 275 metros cuadrados en planta baja y 84 metros cuadrados en una planta sótano.

La alcaldesa ha visitado la obra, acompañada del concejal de cultura, Javier Alonso y otros compañeros de corporación. Allí, junto a los técnicos han podido constatar la práctica finalización de los trabajos de remodelación. “ahora, falta realizar la inspección final y recibir oficialmente la obra. En ese momento, se procederá a la dotación de mobiliario, equipos informáticos y todo lo necesario para su uso a diario y la apertura de puertas a los ciudadanos”.

Marqués ha recordado que la obra ha contemplado la creación de una zona dotada de salas de lectura y estancia pública, donde se ubicará, si se requiere una biblioteca o zona da de exposiciones o programación de conferencias y charlas. Será un espacio diáfano donde también habrá un pequeño habitáculo de control para poder ubicar sistemas de sonido o similar.

Habrá también una sala de audiovisuales de 36,6 metros cuadrados preparada para la capacidad de alrededor de una cincuentena de personas. Además, también en planta van a existir espacios para aseos públicos, almacenes, los distribuidores y espacios de servicio.

En el espacio del sótano de 54,29 metros cuadrados donde se ubicará una zona de almacén y archivo.

El proyecto además contempla la adecuación de la terraza frontal de la villa de una superficie de 62,68 metros cuadrados. Y también la remodelación y ordenación del jardín exterior de una superficie frontal de 293,79 metros cuadrados.

El acceso a la villa se ha diseñado especialmente con un itinerario practicable para personas con movilidad reducida que comunica el exterior del edificio con la zona de uso ciudadano interior y así mismo con la vía pública.