Inicio

POR TEMAS

El ayuntamiento exige la restauración de Villa María como premisa para la edificación de nuevos apartamentos

22/03/2017

 

El Paseo Pilar Coloma verá como una de las villas más emblemáticas de su entorno recupera la vistosidad e imagen que tuvo en la Belle Époque. Las obras de rehabilitación de Villa María han comenzado ya. Los trabajos son el paso previo que ha exigido el ayuntamiento para la construcción de apartamentos en los solares anexos a la villa que quedarán en segunda línea tras el palacete.

Susana Marqués, alcaldesa de Benicàssim ah señalado que “es muy importante para nuestra ciudad saber y preservar el valor de nuestro patrimonio y las Villas son una de las señas de identidad del municipio que forman parte no solo de nuestra arquitectura y reclamo turístico, sino también de nuestra historia. Las villas están protegidas y por eso el ayuntamiento vela por exigir su conservación siempre que se quiera actuar en la primera linea del paseo. Así a la empresa constructora propietaria de Villa Maríz, que quiere construir en la segunda línea, les hemos exigido que la restauración de la villa anteceda o se realice paralelamente a la edificación de los apartamentos que saldrán a la venta”.

La parcela de Villa María tiene una superficie de 5.718 metros cuadrados y en ella se construirán dos bloques con 16 apartamentos y servicios comunes, como 57 plazas de parking y una piscina. En total serán 4.871 metros cuadrados construidos.

En cuanto a la restauración de la villa, se procederá a la reparación de los muretes exteriores y el cerramiento con verja. Se renovará también el aislamiento, problemas de filtraciones o otros deterioros estructurales que haya podido sufrir a lo largo del tiempo. Además se renovarán los servicios de pluviales y saneamiento. En las obras de rehabilitación, según el proyecto, se mantendrá la configuración actual del edificio, mantenimiento los elementos estructurales como los forjados, cubiertas, revestimientos, carpinterías y solados que estén en condiciones de restaurarse.

Esta antigua villa datada en 1925, fue diseñada por el arquitecto Francisco de Maristany Casajuana y se ejecutó con una composición clásica de inspiración paladiana, con una característica singular, como son las dos torres que flanquean la fachada y una profusa decoración clásica.

La villa tendrá una superficie construida total de 873 metros cuadrados y la obra podría estar acabada dentro de este mismo año.