Inicio

POR TEMAS

Benicàssim prepara la Nochevieja con un dispositivo especial de limpieza y seguridad

29/12/2016

 

El concejal de seguridad y fiestas de Benicàssim, Arturo Martí ha repasado el dispositivo especial que con motivo de la celebración de Nochevieja, se pone en marcha en Benicàssim. “Desde hace algunos años, mucha gente vuelve a elegir Benicàssim para celebrar el fin de año y por eso desde el ayuntamiento preparamos la ciudad, no solo para que la gente disfrute al máximo de la noche, sino también para que pueda celebrar la velada con total seguridad y tranquilidad”.

La programación festiva comenzará a las 00 horas del día 31 de diciembre. Hora en la que los vecinos y visitantes están convocados a acudir a la calle Santo Tomás, frente a la iglesia, para comerse las uvas guiados por las campanadas del reloj del ayuntamiento. Cuando terminen las campanadas, se dispararán juegos de fuegos artificiales para celebrar la llegada del año nuevo.

Poco después. Sobre las 00:30 horas, en el polideportivo Torre Sant Vicent, dará comienzo la ya tradicional verbena de fin de año con la actuación de la orquesta Top Zero, en cuya formación se encuentran también músicos del municipio. La entrada a la verbena es totalmente gratuita, aunque el aforo está limitado.

Precisamente para salvaguardar la seguridad de los participantes en la verbena, en el pabellón polideportivo habrá un total de 6 controladores de acceso y seguridad que velarán para que no se sobrepase el límite de asistencia. Por eso, también se establecerá un sistema de gestión de cola mediante vallado para regular la entrada al pabellón.

Por otro lado, como ha explicado Arturo Martí, en esta noche especial, también habrá un dispositivo extraordinario de limpieza. Se colocarán un gran numero de contenedores en los alrededores de la plaza de la iglesia y también en el entorno del polideportivo, para que los ciudadanos puedan depositar allí los residuos de la celebración. Además, el dispositivo de limpieza urbana se alargará en la madrugada para poder dejar completamente limpia la ciudad para recibir en perfectas condiciones al año nuevo.