Inicio

POR TEMAS

Benicàssim Belle Époque comienza con más de 80 artesanos y anticuarios mostrando los usos de inicios de siglo XX

02/09/2016

 

El cielo y el infierno volverán a hacerse notar en la playa de la Almadraba rememorando la época de máximo auge de las villas de Benicàssim. El paseo marítimo que fue el germen del turismo de la localidad revive mostrando los usos y costumbres de una época brillante en la historia no quedó exenta de anécdotas y fiestas bajo la mirada del Mediterráneo.
El ayuntamiento de Benicàssim vuelve a revivir los felices años 20 con una programación en la que los visitantes pueden encontrar desde hoy casi cien actividades lúdicas, de ocio, muestras de artesanía y de arte.
El Paseo Pilar Coloma vibrará en esta quinta edición con un homenaje a las artes escénicas donde se podrán presenciar actuaciones de circo, de magia, de acrobacias, de teatro y de música.
Elena Llobell, concejala de turismo ha destacado la “excelente aceptación que este evento ha tenido desde su primer año de celebración y que se ha convertido ya en cita obligada del final del verano. Un poco emulando a los episodios que se vivirían hace más de cien años en nuestro municipio, mediante la recreación podemos contemplar escenas teatralizadas y también los usos y costumbres de la época”.
Además, para aquellos que no conocen su historia y el entorno, ha citas con recorridos guiados por el paseo explicando con guías profesionales, los antecedentes, historia y anecdotario de las villas y palacetes modernistas.
Además durante tres días habrá también concursos de fotografía con el tradicional fotomaratón, concursos de vestimenta, de decoración de expositores y vendedores, de dibujo infantil y, por supuesto un esperado concurso de pintura rápida donde los talentos pictóricos se ambientarán para pintar de nuevo las villas en su máxima belleza.
Un zeppelin a escala, un cabaret circense, acrobacias y una carpa de magia, completan las actuaciones junto con la presencia incondicional e la Unión Musical Santa Cecilia, la Asoicación de bolilleras de Benicàssim, las bordadoras de tul, la agrupación folklórica El Cremaller, y el Grup de Danses Aires Valencians.
Además también la solidaridad estará presente con cinco ongs que colaboran en la celebración del evento.
Así que hasta el próximo domingo y todos los días desde las 11 de la mañana, el paseo marítimo dará un salto en el tiempo de cien años para hacernos revivir la Belle Époque de Benicàssim.