Inicio

POR TEMAS

Benicàssim se incorpora al proyecto Life Cersulds para la implantación de un sistema cerámica de drenaje

11/07/2016

 

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, ha dado a conocer hoy la noticia de la aprobación por parte de la Comisión Europea del proyecto Life Cersuds, en el que participa el consistorio benicense, junto a la Universitat Politècnica de València (UPV), el Centro Cerámico de Bolonia (CCB-Italia), CHM Obras e Infraestructuras, S.A., el Centro Tecnológico da Cerâmica e do Vidro (CTCV-Portugal) y la empresa Trencadís de Sempre, S.L.; todo ello coordinado por el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC).

Marqués ha reseñado "la gran importancia de estar en constante innovación en lo que supone la gestión y mantenimiento urbano, para conseguir ser más sostenibles y a la vez, como sucede en este proyecto buscar un nuevo uso a un producto de nuestra provincia que podría suponer un revulsivo de comercialización entre las ciudades de todo el mundo. Desde luego es un privilegio que se haya elegido a Benicàssim como municipio demostrador, donde se implantará de manera pionera este nuevo sistema de drenado de aguas pluviales".

El proyecto LIFE CERSUDS (Ceramic Sustainable Urban Drainage System), tiene como objetivo principal, mejorar la capacidad de adaptación de las ciudades al cambio climático y promover el uso de infraestructuras verdes en sus planes urbanísticos. Esto se realiza mediante el desarrollo e implantación de un demostrador en la ciudad.

Como han explicado desde el ITC, coordinador de la investigación, se trata de un sistema urbano de drenaje sostenible (SUDS) que produce bajas emisiones de carbono y tiene como fin la rehabilitación de las áreas urbanas.

El SUDS consiste en una superficie permeable cuya piel está formada por un sistema innovador, de bajo impacto ambiental basado en el uso de baldosas cerámicas en stock, con bajo valor comercial. Este sistema puede llegar a reducir el agua de escorrentía superficial casi en un 90% y reutilizarla para el riego, además de reducir la contaminación difusa y mejorar la calidad de las aguas con respecto a otros sistemas tradicionales. Además, con su uso la eliminación de contaminantes puede llegar a más del 70% en hidrocarburos, más del 50% en fósforo, más del 65% en nitrógeno y más del 60% en metales pesados, además de lograr una sustancial reducción de emisiones de CO2.

La duración del programa está previsto que se extienda hasta finales de septiembre de 2019.

El proyecto cuenta con un presupuesto total de 1.817.972 €, co-financiado, en un 60%, por la Comisión Europea a través del Programa LIFE de Política y Gobernanza medioambientales.

Marqués ha concluido diciendo que "es muy importante que los ciudadanos de nuestro municipio sean conscientes de que el ayuntamiento está en constante modernización y que no duda en albergar cualquier tipo de innovación que signifique un progreso para nuestra ciudad y nuestra provincia".