Inicio

POR TEMAS

Celebración del Consejo de Participación Ciudadana

31/05/2016

 

El Consejo de Participación Ciudadana celebrado anoche respaldó la propuesta de la alcaldía y el pleno de denominar a la sala de actos de la Casa de la Cultura como “Sala José Mª Tárrega”; y al Teatre Municipal “Francisco Tárrega” en el quincuagésimo aniversario de la celebración del certamen de guitarra que homenajea al prestigioso músico castellonense.

Susana Marques, alcaldesa de Benicàssim afirmó que “ha sido unánime el apoyo de todo el consejo a esta propuesta que viene a reconocer tanto la figura de un exalcalde como la de uno de los más prestigiosos personajes de nuestras tierras y que en Benicàssim tiene el privilegio de contar con uno de los más famosos concursos de guitarra de todo el mundo en su honor”.

 

LUCHA ANTIMOSQUITOS

 

El Consejo también tuvo la oportunidad de conocer de primera mano el texto completo de la ordenanza que regula la lucha contra el mosquito y mosquito tigre, así como las acciones emprendidas durante este año por el ayuntamiento para evitar la proliferación de este molesto mosquito. El técnico de salud pública, Guillermo Ten, fue el encargado de responder a las preguntas de los vecinos.

La mayoría de las cuestiones que los ciudadanos y representantes de las asociaciones vecinales de Benicàssim realizaron, iban dirigidas a conocer la programación de los tratamientos antimosquitos, así como las posibilidades de fumigación aérea. Esta última cuestión, como se contestó ya en el momento, requiere de la autorización de la conselleria y, de momento, Benicàssim no cuenta con este permiso.

 

PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS

 

Durante el transcurso del Consejo, también se hizo un repaso del estado de ejecución de los presupuestos participativos para este año. Susana Marqués recordó que los proyectos que finalmente se incluyeron como viables en el presupuesto tienen un volumen de inversión de alrededor de 600.000 euros y en su mayoría están destinados a proyectos relacionados con la movilidad y la seguridad vial.

Algunos de los proyectos ya ejecutados son la creación de “orejeras” o zonas donde se restringe el aparcamiento en las esquinas para mejorar la visibilidad en los cruces de las calles en confluencia con la Gran Avenida.

También se ha concluido ya con la petición vecinal de ubicación de nuevos bancos de descanso en la zona de Blaumar.

Y otra de las peticiones recogidas de los presupuestos participativos era la dotación de colchonetas técnicas y la barra de entrenamiento para el club de gimnasia rítmica y son materiales que en unos días estarán ya a disposición de las deportistas.

Además, al alcaldesa les informó de los progresos en la urbanización del entorno del tanatorio, “porque es un proyecto complicado ya que cuando se construyó en época de Colomer, no se tuvieron en cuenta las afecciones de la N-340 y lo primero será legalizar el edificio, porque si no nos podríamos encontrar con que no pudiéramos ni siquiera mantenerlo. Por eso se han iniciado ya los trámites para adecuarlo a la normativa y así poder comenzar la primera fase de las obras”.