Inicio

POR TEMAS

El pleno aprueba una ordenanza pionera que permitirá atajar los problemas de pobreza energética a las familias con menos recursos

27/05/2016

 

El ayuntamiento de Benicàssim ha aprobado hoy por unanimidad la modificación de la Ordenanza municipal reguladora de las bases de otorgamiento de prestaciones económicas individualizadas no periódicas del municipio de Benicàssim. Una variación pionera en la provincia y que permitirá ordenar la concesión de las ayudas económicas para ayudar a las familias con problemas económicos a pagar las facturas de los servicios básicos como la luz, el agua o el gas.

La concejala Vanessa Batalla, ha señalado que “estamos orgullosos de ser pioneros en establecer el marco administrativo adecuado para hacer efectivas las ayudas contra la pobreza energética. Hasta ahora, como se ha demostrado en otros municipios, aun existiendo la voluntad del gobierno de pagar esas ayudas, la regulación administrativa no lo permitían y, ante lo cual, las personas necesitadas debían acudir a otras entidades para poder tener la ayuda necesaria.”

Batalla ha garantizado que “a partir de ahora, aquellas familias que se encuentren en una situación económica deficiente, podrán acudir al ayuntamiento para poderse garantizar al menos, los suministros mínimos para una vida digna, como son la luz, el agua y el gas. Vamos a garantizar que nadie sufre estas carencias en nuestro municipio y ha sido una satisfacción encontrar el apoyo de todos los grupos municipales”.

La concejala de servicios sociales ha recordado que el ayuntamiento de Benicàssim dispone de un presupuesto de 483.000 euros de los que 331.000 se destinan íntegramente a ayudas directas.

“Ha sido una voluntad del equipo de gobierno desde el primer día del mandato resolver este problema que se había agudizado con la crisis. Pero aquí en Benicàssim, hemos antepuesto resolver el verdadero problema que era administrativo para poder pagar de verdad esas ayudas, cosa que en otros municipios aún no han resuelto” , ha dicho Batalla.

Vanessa Batalla ha concluido “agradeciendo a los técnicos de servicios sociales e intervención su compromiso con buscar una solución adecuada par conciliar las exigencias legales con la realidad social que nos exigía que dieramos soluciones a las personas”