Inicio

POR TEMAS

Susana Marqués recaba las propuestas de los hosteleros para regular las actividades extraordinarias en la vía pública

21/04/2016

 

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, junto a la concejala de actividades, Elena Llobell y los técnicos implicados en la materia, se han reunido esta mañana con una docena de empresarios de la hostelería de diferentes zonas del municipio para escuchar sus sugerencias e incorporar sus opiniones a la nueva instrucción reguladora de las actividades extraordinarias en vía pública, que se está redactando para el municipio.

Marqués ha señalado que “dado que los nuevos usos sociales están reclamando que tengamos más sensibilidad en otras franjas horarias que antes no eran las principales del sector de la hostelería, es necesario que tratemos de armonizar la legislación autonómica y nacional, la ordenanza local y la realidad de la calle para que los negocios puedan seguir mejorando su rentabilidad, pero que los vecinos y la ciudad no se resienta en pérdida de calidad de vida por molestias o ruidos”.

Así pues, la alcaldesa ha propuesto a los hosteleros que la nueva instrucción reguladora de las actividades extraordinarias en vía pública permita la organización de eventos en la calle vinculados a los locales de ocio, en tres franjas horarias, la mañana, la tarde y la noche. Con el fin de fomentar las dos nuevas tendencias de consumo como son el vermut y el tardeo.

Esta medida ha sido bien acogida entre los hosteleros que han pedido también que haya un equilibrio en la distribución de los permisos por ubicación, para que no siempre se beneficie una zona del municipio en desventaja de otra.

Además, los hosteleros han pedido que la instrucción sirva también para potenciar la temporada baja, es decir, que aquellos locales que aguantan abiertos todo el año y generan economía y empleo en la localidad, puedan tener unos condicionantes motivadores para seguir manteniendo abierto su local en invierno.

Marqués ha corroborado que esa es también la voluntad del ayuntamiento “porque nos ha constado mucho que Benicàssim sea un punto de referencia en dinamismo social y turístico durante todo el año, para poder desestacionalizar nuestra principal industria y eso pasa por, precisamente, hacer actividades y tener una oferta atractiva de programación todo el año”.

Uno de los extremos que la nueva instrucción deberá recoger es la definición de actividad extraordinaria en vía pública, que será aquella que el local, con la licencia de actividad que tenga otorgada, no podría hacer si se rigiera por las condiciones estrictas de la norma. Por ejemplo, como sucede en fiestas o en el día de las paellas.

Precisamente la alcaldesa ha adelantado también que “las actividades extraordinarias de fiestas y paellas no restarán del computo total de iniciativas que cada local pueda solicitar. Además lo que si pretendemos, porque hasta ahora ha dado buen resultado es que sea la propia sensibilidad del empresario el que entendiendo que sus vecinos directos también tienen derecho a no tener molestias cada fin de semana, busque una programación que le permita dinamizar su local sin detrimento de que un exceso le pueda provocar otros problemas como denuncias, como se vivió en otros tiempos.

La alcaldes ha apuntado que “ahora los técnicos deberán hacer una propuesta de texto regulador que pueda satisfacer a todos y que queremos que esté consensuado con todas las fuerzas políticas porque servirá para mejorar la calidad de vida de nuestro municipio”.