Inicio

POR TEMAS

La zona azul se pone en marcha para con el objetivo de cuadruplicar la capacidad de aparcamiento

22/03/2016

 

El concejal de movilidad, Arturo Martí ha informado de la puesta en marcha esta semana de las zonas de aparcamiento regulado (ORA) que, como cada año se activan en Semana Santa y se prolonga su regulación hasta finales del mes de septiembre. Martí ha señalado que “el funcionamiento de este servicio permite que en los meses de mayor afluencia de visitantes, haya posibilidad de encontrar un aparcamiento fácil en las calles del centro de la ciudad.”

Benicàssim cuenta en estos momentos, con la última revisión a la baja del año pasado, con 191 plazas de aparcamiento regulado durante seis meses que coinciden con las épocas de mayor afluencia de turistas y residentes. Según ha resumido el concejal de movilidad, “el último informe anual de uso sitúa que la ocupación de cada una de las plazas el año pasado fue de 3,32 por término medio, y con picos de 4,2 y 4,7 en los meses de julio y agosto respectivamente. Lo cual significa que triplicamos la disposición de plazas para uso ciudadanos. Nuestra voluntad es que esa rotación se incremente y podamos cuadriplicar el uso de las plazas”.

En total Benicàssim ha consumido más de 19.000 tickets al mes por término medio. “Para que un servicio de zona azul se considere de buena calidad, el porcentaje de plazas libres ha de ser superior al 15% y Benicàssim se encuentra en una media del 49,80%”, ha señalado Martí.

El concejal de movilidad ha apuntado que “la regulación del aparcamiento tiene un claro objetivo disuasorio del uso del vehículo en las zonas del centro de la ciudad, potenciando el acceso a pie y así evitar el tráfico denso de quien busca un aparcamiento o las malas conductas como la doble fila, así como una buena gestión de la carga y descarga”.

Finalmente, el concejal de movilidad ha querido hablar también del índice de indisciplina del cumplimiento del funcionamiento de la zona azul. “Creo que los ciudadanos están muy concienciados de que este servicio significa una mejora de la calidad de la movilidad en el centro y eso lo demuestra el bajísimo índice de sanciones. Según los estudios generales se supone que por debajo del 20% de indisciplina el servicio tiene un alto grado de credibilidad y confianza de la gente y, en Benicàssim, ese índice de indisciplina es de apenas un 6%”.