Inicio

POR TEMAS

El Ayuntamiento y el IES Violant de Casalduch se unen en una campaña solidaria de recogida de móviles usados

09/03/2016

 

El ayuntamiento de Benicàssim se ha sumado a la iniciativa del IES Violant de Casalduch de adherirse a una campaña de recogida de móviles y aparatos electrónicos en desuso con el objetivo de reciclarlos y utilizar los beneficios de su recuperación para acciones solidarias a beneficio de UNICEF.

La campaña promovida por la Fundación Orange consiste en instalar unos contenedores de recogida de estos aparatos electrónicos durante tres semanas con el fin de conseguir reciclar elementos muy perjudiciales para el medio ambiente y, al mismo tiempo, realizar una acción social solidaria.

Susana Marqués, alcaldesa de Benicàssim, ha mantenido un encuentro junto al concejal de educación, Javier Alonso, con la directora del centro Quini Bellón y Beatriz Blat, profesora del instituto, tras el cual se ha instalado el primer contenedor que estará en el Servicio de Información Ciudadana (SIC).

Los otros contenedores en los que se podrán depositar los móviles usados están en el propio instituto, en la Casa de la Cultura y en la Casa Abadía. En cualquier de ellos, los ciudadanos podrán echar todo tipo de aparatos electrónicos como móviles y accesorios, como auriculares, cargadores, etc.

Marqués ha señalado que “Benicàssim demuestra una vez más que estamos concienciados con el medio ambiente y que somos solidarios con quienes más lo necesitan y, con esta campaña conseguimos ambos objetivos a la vez. Creo que es una excelente oportunidad para poder hacer limpieza de materiales que no usamos en casa y destinarlos a un fin importante y humano. Además, lanzándolo desde el instituto y con el respaldo municipal llegamos a toda la población y con un elemento importante, que concienciamos a los más jóvenes de la necesidad de reciclar y ayudar”.

La campaña recuerda que la vida media de los móviles es de 7 años, pero que habitualmente, los ciudadanos solo los utilizamos poco más de 2 años. Con lo cual se estima que en España, en estos momentos, hay más de 130 millones de móviles sin usar en las casas.