Inicio

POR TEMAS

La Biblioteca de ruidos y sonidos descubre a l@s niñ@s una forma de ver nuestro mundo a través de los sonidos que produce

01/01/2016

 

El Teatro Municipal de Benicàssim acoge los próximo días 4 y 5 de enero, el estreno de la Biblioteca de Ruidos y Sonidos, una creación de José Antonio Portillo y Enric Monfort que recrean un espacio casi mágico, donde cualquier pequeño objeto de la vida real genera un sonido cuya armonía con el resto, acaba formando parte de nuestra memoria.
Esta Biblioteca tiene una clara conexión con la exitosa Biblioteca de cuerdas y nudos que Jose Antonio Portillo lleva girando por el mundo durante unos años, quien ahora une fuerzas con el mundo creativo del músico Enric Monfort en una propuesta en la que el público asistente participará de forma activa en una narración tan auditiva como visual.
A caballo entre la música y las artes escénicas surge este curioso espacio. Una verdadera biblioteca de madera, artesanal, quejumbrosa, donde cada objeto tiene su lugar y, por supuesto tiene su sonido. Allí, los poco más de 30 personas privilegiadas que entran en cada sesión, asisten a un relato donde lo verdaderamente importante son las sensaciones que les producen cada uno de lo sonidos.
Enric Monfort, percusionista y compositor con arraigados orígenes en Benicàssim, no en balde es el descendiente directo de Josep Barberà i Ceprià, se sumerge en el papel de un músico obsesionado por los ruidos y los sonidos. Así durante años ha ido recogiendo de acá y de allá, materiales que a primera vista parecen inútiles o inservibles, como una piedra, unas cuerdas, una caja registradora, unas macetas y hasta una cafetera.
Cuidadosamente, Enric, extrae de cada uno de ellos un sonido único y original que le evoca su esencia, pero que sumado a otros muchos, es capaz de crear armonías y composiciones musicales que trasladarán al público a momentos increíbles.
La música sorprende al visitante de la biblioteca desde el primer segundo, pero ahí no están todavía contadas todas las sorpresas que esconde esta biblioteca. Al final de cada pase, y con la participación del público, una melodía quedará para siempre plasmada en el basto espacio de la red, al alcance de todos, como una composición única y personal.
Como dice sus creador, José Antonio Portillo, en un inicio se ha pensado para niños, desde 3-4 años, pero desde luego, hasta los 99 años, sin dudarlo, porque el formato se adapta al público.
La Biblioteca de Ruidos y Sonidos, se podrá visitar el lunes 4 de enero de 18 a 20 horas y el martes 5 de 12 a 13 horas. Además, los escolares cenicenses tendrán también algunos pases los días 7 y 8 de enero por la mañana.
A la conclusión de su estreno en Benicàssim, la Biblioteca de Ruidos y Sonidos se trasladará al Teatre Lliure de Barcelona, del 12 al 31 de enero.