Inicio

POR TEMAS

Benicàssim crea un itinerario adaptado desde la calle Santo Tomás hasta la playa de Voramar

29/11/2015

 

La Alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, ha informado de las obras que se ejecutan en el entorno de la avenida Barcelona y que tienen como objetivo crear un itinerario peatonal adaptado que permita recorre la distancia que une la calle Santo Tomas, por el norte, a la playa del Voramar.
“Queremos que Benicàssim sea una ciudad completamente accesible y para eso, tenemos que hacer un importante esfuerzo por adaptar aquellas calles y viales antiguos que se han quedado sin tratar en materia de accesibilidad”, ha dicho la alcaldesa que ha añadido que “en la actualidad, todos los nuevos proyectos constructivos ya velan por crear zonas completamente accesibles, pero durante muchos años no se primó que las calles de nuestra localidad estuvieran preparadas para personas con la movilidad reducida, como mayores, personas con discapacidad y madres con bebés en carro”.
En total en este proyecto que deberá estar acabado antes de finalizar el 2015, se contempla la ejecución de hasta un total de 27 pasos de discapacitados en el kilómetro y medio de distancia que une la rotonda del puente de hierro de Santo Tomás, con el Voramar.
Las actuaciones se acotan en el siguiente listado:
2 Calle Sant Antoni esquina calle Santo Tomás
1 Calle Violant de Casalsuch
2 Calle Jorge Comin esquina avenida Barcelona
1 avenida Barcelona
1 calle Colombia esquina avenida Barcelona
2 calle Colombia esquina Gran avenida
1 calle Joan Fuster esquina avenida Barcelona
4 gran avenida confluencia con Joan Fuster
1 calle Bisba Serra con avenida Barcelona
2 camino Vilarroig esquina con avenida Barcelona
1 calle Valencia esquina con avenida Barcelona
2 calle radio Castellón esquina con avenida Barcelona
3 calle Baladres esquina con avenida Barcelona
2 avenida Barcelona a la altura del pasadizo de villa Elisa
2 avenida Barcelona a la altura de la calle Pontazgo

Tal y como han detallado los técnicos municipales, estos rebajes para dejar la rasante de la calle y acera, alineadas y con una pendiente del 2% máximo, se realizarán utilizando dos tipos o sistemas de construcción. Uno que acota el paso accesible entre la altura habitual de la acera y el otro que rebaja toda la acera en su conjunto. En ambas tipologías, para diferencias los pasos accesibles para personas con discapacidad visual, se utilizarán baldosas de botones en color rojo.
La inversión de la obra asciende a 28,269 euros y se ha podido acometer, como ha señalado la alcaldesa, gracias al superávit obtenido en el último ejercicio de 2014 por la buena gestión económica municipal.