Inicio

POR TEMAS

El Rototom se queda en Benicàssim y estudiará las propuestas de los grupos políticos para elegir las próximas fechas de celebración

02/09/2015


Todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Benicàssim han mostrado su voluntad para trabajar porque el Rototom permanezca en la localidad. Así se lo han hecho saber a Marco Bonifaci, representante de Rototom (puesto que Filippo Giunta no ha podido asistir por motivos de salud) quien se ha mostrado satisfecho de saber la buena acogida que el festival tiene en el tejido social del municipio y de que muchas veces las redes sociales no muestren las opiniones tan a la claras como se han expresado hoy de manera directa en la reunión, donde no ha habido fisuras en el respaldo a la continuidad del festival.

Susana Marqués ha destacado que “todos sabemos que el Rototom acerca a Benicàssim más de 250.000 personas, que supone medio centenar de puestos fijos de trabajo durante todo el año y que, en su celebración, los contratados a propósito de este certamen superan las 2500 personas. Eso todos los grupos políticos lo hemos puesto en valor, al igual que la repercusión económica que supone para el comercio, los servicios y los establecimientos de restauración de todo tipo”.

Sin embargo, en la mesa se han escuchado las propuestas de variar las fechas para evitar que el festival coincida con el puente del 15 de agosto y así ayudar a los empresarios locales a mejorar sus expectativas. En este término las posturas variaban de la más exigente de ARB, reclamando el veto a los festivales entre el 20 de julio y el 20 de agosto, mientras, el resto de partidos se mostraban más abiertos a simplemente buscar un alejamiento del puente festivo.

Finalmente, se ha producido casi un consenso mayoritario al escuchar de la organización del Rototom una iniciativa novedosa. La organización del festival sugiere comenzar a realizar las negociaciones necesarias para aunar esfuerzos con el otro macrofestival benicense (FIB) y estudiar la celebración de ambos eventos en el mes de julio, donde el municipio registra una temporada estival ligeramente con menos turismo. Esta solución posibilitaría mejorar los rendimientos turísticos de los empresarios locales y, al mismo tiempo, dar potencia turística al mes de julio.

Esta alternativa ha sido aplaudida por todos los grupos excepto ARB, quien sigue defendiendo el veto estival.

La organización del Rototom si que ha insistido en que este proceso de cambio de fechas requiere tiempo, negociaciones, acuerdos y un importante trabajo de coordinación entre festivales, con lo cual no será inmediato. Por eso, abriendo esta posibilidad, se establece un tiempo de transición en el que el municipio será flexible con la elección de fechas de la organización.

Marco Bonifaci ha anunciado que ahora, el staff de Rototom debe conocer todo el contenido de este encuentro y abordar la decisión de las nuevas fechas que se sabrán en los próximos días.

MEJORAR LA CONVIVENCIA

Donde sí que ha habido unanimidad ha sido en la voluntad de trabajar para que las demandas de los ciudadanos de Benicàssim se atiendan para tratar de establecer mecanismos técnicos para reducir el impacto sonoro del festival y mejorar también la convivencia en el uso de la playa. La organización ha señalado que será uno de los puntos a abordar para mejorar en la próxima edición.