Inici » Medi Ambient » EL MEDIO MARINO

PER TEMES

 

EL MEDIO MARINO


 

El medio marino de Benicàssim se encuentra caracterizado por diferentes hábitats marinos de suma importancia ambiental. Por un lado, tenemos las praderas de fanerógamas y algas verdes rizomatosas, y por otro, las praderas de Posidonia oceanica.

Tanto las fanerógamas como las algas verdes contribuyen a retener y estabilizar el sedimento, y proporcionan refugio a numerosas especies, lo que aumenta generalmente la baja biodiversidad de los fondos arenosos desprovistos de vegetación. Se asientan sobre fondos arenosos, areno fangosos e incluso fangos cuando se trata de las algas del genero Caulerpa. La comunidad acuática de estas praderas está formada por especies eurihalinas, que toleran elevada salinidad y altas temperaturas, características de este tipo de hábitats.

Por otro lado, existen en nuestros fondos marinos praderas de Posidonia oceanica. Estas praderas, se encuentran únicamente en el Mediterráneo, ya que se trata de una especie endémica de este mar. Se trata de una planta muy exigente en sus requerimientos ecológicos y no tolera grandes variaciones de salinidad. Es la de mayor envergadura de las fanerógamas marinas de nuestras costas y la que forma praderas más densas y extensas. Presenta gruesos rizomas leñosos y las hojas pueden alcanzar más de un metro de largo. Puede considerarse una planta indicadora de aguas limpias, bien oxigenadas y exentas de contaminación. Es muy sensible a la eutrofización, a la mayor parte de los contaminantes y tampoco tolera tasas altas de sedimentación. Las praderas más extensas y mejor conservadas de nuestras costas se encuentran en el archipiélago balear y en el litoral levantino. Constituyen el ecosistema marino más importante, complejo y extendido del sistema del mar Mediterráneo. A pesar de su aparente homogeneidad y de que a simple vista parece pobre en vida animal, se trata de un ecosistema extraordinariamente complejo, dentro del cual podemos encontrar microhábitats muy diversos, así como distintos grupos faunísticos y florísticos.

Es importante resaltar que las praderas desempeñan un papel importante en la estabilización del fondo y evitan de forma natural la erosión de la costa, especialmente de las playas, ya que favorecen la retención y la fijación de los sedimentos y amortiguan la acción de las corrientes y las olas.